Biografía

Carlos Escobedo nació el 23 de febrero de 1975 en Madrid, España. a los 12 años tenía una inquietud y amor por la música, lo aprendió en el seno de su familia principalmente de su padre, por lo que comenzó tocando la guitarra al igual que él. Quizás la facilidad de tener siempre a mano una guitarra, fue lo que iluminó su deseo para dedicarse siempre a la música. Compró su primer instrumento (un bajo) a la edad de 14 años; y comenzó con sus mis amigos en locales de ensayo del pueblo de Cáceres Villanueva de la Vera

A partir de ese momento supo que la música iba ser su estrella polar.

Mantuvo el rumbo, haciendo de la música su refugio de cada día, hasta los 16 años fue completamente autodidacta por lo que más tarde decide tomar algunas clases. En 1991 formó parte de la banda Jesus Remains donde comenzaron haciendo Death Metal, Carlos tocaba el bajo y donde dió sus primeros pasos mostrando su faceta vocal haciendo coros en prácticamente todas las canciones; más tarde el propio grupo dió un giro hacia un estilo mucho más Punk/hardcore. Poco a poco fue desarrollando su faceta vocal y componiendo sus propias canciones. Tiempo después Nano Ruiz de Habeas Corpus se puso en contacto con él para que formara parte de la banda, dando un sí a la propuesta, llegaron a girar por España realizando más de 60 conciertos, con esta formación Carlos recorre toda la geografía nacional aglutinando experiencia y profesionalidad pero, por otro lado, retroalimentando inquietudes musicales diferentes a las que estaba desarrollando y unas incipientes ganas de formar al fin una banda propia por lo que Carlos Escobedo decide abandonar Habeas Corpus para persiguiendo sus sueños.

En 1994 con tan solo 18 años decide echar suerte, colocando un anuncio en la tienda ArdeMadrid buscando reunir músicos para su nuevo proyecto. Todo iba tomando sentido cuando Antonio Bernardini responde positivamente al mismo y consolidan el nuevo proyecto llamándole Sober Stoned, más tarde se incorpora en las guitarras su hermano Jorge Escobedo y Elías Romero en la bateria, es aquí cuando deciden cambiar el nombre a “Sôber”, arrancando con sus primeros conciertos por el país. 

Hubo un pequeño parón en estos sólidos comienzos porque Nano Ruiz le pide a Carlos colaborar en el nuevo trabajo de Habeas Corpus, su disco más ecléctico llamado “NN”, eso si, sin dejar de lado Sôber.

En 1996 se consolida la grabación del primer disco “Torcídos” Junto a una compañía llamada PolyGram, a partir de aquí Carlos Escobedo toma las riendas de la composición de sus propias canciones y empezó la andadura llamando oficialmente a la formación Sôber.

Sôber en 1999 firman con la compañía Zero Records y graban su segundo álbum “Morfología”. Aquí conoció a la persona que abrió en él un nuevo horizonte hacia la producción musical, Oscar Clavel (Los suaves, Luz Casal, LEIVA, etc) Morfología tuvo mucho éxito hicimos una larga y extensa gira por todo el panorama nacional español.

Sôber en su conjunto deciden un año después entrar en los estudios Zero Records a por un tercer álbum, llamado “Synthesis”, con Oscar Clavel como productor. El cual les consolidó como una de las mejores bandas del rock nacional pudiendo tocar en festivales y conciertos multitudinarios. En 2001 la compañía llamada Music Records se ponen contacto con Sôber para ficharlos y poder lanzar sus carreras aún más lejos.

Con el viento a su favor Sôber firma el contrato para una nueva producción, acto seguido viajan a Los Angeles en Estados Unidos para poder mezclar el disco junto a Ed Stasium donde vivirendo una experiencia increíble, el fruto de este sueño hecho realidad se llamó “Paradÿsso” que lograron vender más de 100.000 copias y una extensa gira que duró dos años completos cosechando muchísimos éxitos y el punto más álgido de la carrera de Sôber, Carlos Escobedo personalmente iba metiéndose más y más en las labores de producción dado que estaba construyendo paralelamente su propio estudio de grabación llamado Cube Studios, donde tanto ese disco como los que vinieron de Sôber fueron grabados en este estudio junto a su compañero Alberto Seara.

carlos_paradyssso.jpeg

Carlos Escobedo

Masterizando Paradÿsso 2002

Sus planes y proyectos como productor fueron creciendo, produciendo para muchos otros grupos que querían encontrar un sonido más roquero de lo que se estaba acostumbrado hacer a nivel nacional. Carlos Escobedo poco a poco fue compaginando la labor artística como cantante y bajista en Sôber con la labor del productor embarcando menos proyectos con otras bandas donde podía dar rienda suelta a todas sus inquietudes musicales. Llega el momento de sacar “Reddo” (grabado en Cube Studios y mezclado en Los Angeles, Estados Unidos por el gran Scott Humphrey (Mötley Crüe, Metallica, Alice Cooper, Boston, Foreigner, Nickelback, Godsmack).

Trás 5 discos de estudio Sôber en 2004 se toma un descanso para tomar un poco de óxigeno, Carlos Escobedo y el resto de la banda se embarcan en proyectos paralelos dando como fruto a Skizoo y Savia junto a Alberto Madrid (batería) su compañero en Sôber. A la formación del grupo tambien se le añadirían Jesus Pulído y Fernando Lamoneda, mientras tanto su labor como compositor crece aún más apareciendo oportunidades para trabajar con otros artistas como Mago de Oz, Jorge Salan, Malú, etc. ver más….

Su carrera como productor despega, produciendo en su totalidad los tres discos de su nuevo proyecto, Savia sin olvidar los 5 discos anteriores de Sôber incluido Superbia, Letargo y Vulcano entre otros.

Con Savia publica 3 álbumes de estudio entre los años 2005 y 2009. 

Sôber decide regresar en 2010 con “De aquí a la eternidad” un álbum recopilatorio que celebra la vuelta de Sôber. Incluyendo sus grandes éxitos y un nuevo single, “Sombras. A este nuevo comienzo se une a la banda Manu Reyes (Bateria). A su vez Carlos Escobedo monta su editorial llamada Savia Producciones Publishing y de ahí en adelante trabaja su compromiso como productor es más latente que nunca trabajando con bandas como Sínkope y Tregua, bandas que estaban marcando un poco la diferencia en los estilos de producción que estaba llevando hasta el momento.

Hasta la fecha Carlos Escobedo está presente como un sello en Sôber, la música siempre ha estado presente en su vida y la misma como si se le pudiera personificar, camina en favor de su talento, constancia y pasión, como recoge el mismo de su puño y letra: 

La música siempre ha estado presente en mi vida y creo que seguirá siendo así hasta el fin de los mismos